lunes, 6 de febrero de 2017

Monsters nigth ...

Tras un tiempo de reposo y respiro, y dedicándole algún tiempo a mi otra afición, como es la caza, ahora con la veda ya cerrada volvemos de nuevo a lo que mas nos gusta, en esta ocasión acompañado de la mejor forma posible, con mi padre y con mi buen amigo Carlitos de Algeciras, nos disponemos a una jornada de dentex, tras ir a por el cebo, y tener un cebo de calidad, no podíamos dejarlo escapar, pero tras la noche en vela, y la paliza de kilómetros, llegamos al pesquero y cuando amanece nos encontramos que estamos rodeados de trasmallos, cuándo nos queremos dar cuentan y los levantan todos, si todos, porque había 6... ni mas ni menos, recogimos y nos fuimos, cerca de las 13h, ya en cualquier otro día daría por finalizada la jornada de pesca, pero con tal compañía y tal cebo, no había otra opción que buscar otro pesquero, tras recogerlo todo y llegar al nuevo pesquero... 16h... nos encontramos el agua turbia y muchísima gente, obviamente no era el lugar idóneo, pues al final decidimos marcharnos, ya con la tarde bien echada y de camino a casa, opto por parar en el ultimo sitio posible, por tal de no desaprovechar tan estupendo cebo.... tras un montaje ultrarrápido y una calada exprés pues la noche se echaba encima, decidimos aguantar un poco la noche, creo que esto lo habré echo 3 o 4 veces y nunca me ha dado resultado... pero esta vez, al poco de oscurecer... zasss!!!! tras una pelea increíble, que no paraba de sacarme pelo, y de correr para izquierda y derecha, jamás pensaría que se trátese de un dentón, mas bien optaba por alguna chova o corvina, pero no, mis encantadores amigos una vez mas me recuerdan porque estoy enamorado a sus picadas y sus carreras, tras echarle el foco de la linterna ya en la orilla y ver tan majestuoso dentón, nos quedemos boquiabiertos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada